Te falta todavía Laura, pero no dudo que algún día no nos vamos a dar cuenta.